FUENTES SELLADAS DE Co-60
 

El Co-60 se encapsula herméticamente en fuentes de diversas geometrías y dimensiones de acuerdo a su uso. Este radioisótopo, para poder ser utilizado sin riesgos de contaminación para las personas o el medioambiente, se envasa en el Centro Atómico Ezeiza (C.A.E.) en recipientes herméticos de doble pared de acero inoxidable, a prueba de pérdidas y de corrosión, llamados fuentes selladas. Se fabrican dos tipos de fuentes, para uso en radioterapia y para uso industrial. El CAE posee las instalaciones adecuadas para producir fuentes de calidad acorde con las exigencias de las normas vigentes internacionalmente. (Ver figura 31).

Figura 31: El guinche permite extraer de la pileta de blindaje el contenedor de fuentes selladas.

Las fuentes selladas se fabrican en el CAE siguiendo un estricto programa de garantía de calidad según los requerimientos de la International Organization for Standardization (ISO), a fin de que cumplan rigurosamente con todos los requisitos que establece la Organización Internacional de Energía Atómica para estos materiales.

A su vez, y para proceder al transporte seguro de dichas fuentes, las mismas se colocan dentro de recipientes a prueba de colisiones y de la acción del fuego y del agua, llamados contenedores de transporte. Estos recipientes poseen además un blindaje de plomo para frenar la radiación gamma y un blindaje térmico, de manera tal que la energía ionizante proveniente de las fuentes que contienen no alcance el exterior de los mismos.

Se fabrican fuentes selladas de Co-60 para las aplicaciones terapéuticas y para uso industrial de acuerdo a las dimensiones que muestra la figura 32.

Figura 32: Las fuentes industriales se fabrican en dos dimensiones típicas 450 y 290 mm.

Producción
  Acondicionamiento y transporte