PLANTA DE PRODUCCIÓN DE RADIOISÓTOPOS

 

El propósito de esta planta es la producción de radioisótopos para uso medicinal, agropecuario e industrial, siendo los más significativos: molibdeno 99, iodo 131, moléculas marcadas, fósforo 32 y cromo 51. La instalación fue diseñada y construida por la CNEA.

La planta consiste en un conjunto de celdas estancas o de presión controlada, ordenadas alrededor de un corredor por donde ingresan los materiales radiactivos para ser procesados. Dicho corredor se comunica por uno de sus extremos con el edificio del reactor RA-3 (zona por la que ingresa el material irradiado correspondiente a cada proceso de producción) y dispone de un único acceso, controlado, para el ingreso y egreso de equipos y personal. (Ver figura 34).

También se produce Tl-201 y F-18 deoxiglucosa en el Ciclotrón de producción del C.A.E.

PLANTA DE PRODUCCIÓN DE MOLIBDENO 99 POR FISIÓN

El Molibdeno-99, uno de los radioisótopos producidos en la fisión del uranio, y que genera por decaimiento Tecnecio-99m, que es el radionucleido de más amplio uso en medicina nuclear ya que, por sus características es ideal para la realización de diagnósticos por imágenes y estudios de procesos metabólicos.

La COMISION NACIONAL DE ENERGIA ATOMICA, en instalaciones ubicadas en el Centro Atómico Ezeiza (CAE), ha venido realizando desde hace más de una década las tareas de producción de Molibdeno-99 partiendo de productos de fisión.

Las tareas previas de desarrollo llevadas a cabo en el CAE y la experiencia     acumulada en el trabajo con radioisótopos, han permitido alcanzar el dominio de la tecnología de la separación de Molibdeno-99 a partir de los productos de fisión del Uranio-235 enriquecido, privilegio reservado a unos pocos países en el mundo.

Debido al corto período de semidesintegración (6 horas), del Tc-99m su utilización se restringía a instalaciones médicas cercanas al CAE, su lugar de producción, y no podía llegar al interior del país. Para subsanar en parte este problema, a partir del año 1975, la CNEA comenzó a comercializar un generador de tecnecio 99m proveniente de molibdeno 99. El molibdeno 99 tiene 66 horas de período y por lo tanto continúa generando tecnecio 99 el cual es automáticamente separado y extraído del generador cuando se lo necesita.

A partir del 12 de Junio de 1988, CNEA ha retomado las tareas de producción de este radioisótopo, lo que ha permitido la producción y distribución generadores de Tc-99m GENTEC con destino a diversos hospitales y centros de salud del país hasta 1998, en que esa última actividad pasó a empresas privadas, que compran el Mo-99 a granel.

Este radionucleido había comenzado a obtenerse por activación en el RA-3, pero debido a las características de ese reactor, la actividad de molibdeno 99 resultaba insuficiente para satisfacer la demanda del mercado interno. Por lo tanto, a partir del año 1985, comenzó a obtenerse el molibdeno 99 como producto de fisión y esto hizo posible contar con generadores de mayor actividad. En abril de ese año se puso en marcha la Planta de Producción de molibdeno 99 por Fisión. El proceso parte con la irradiación, en el RA-3, de placas de aleación aluminio y uranio enriquecido en el isótopo 235, y se completa con un proceso radioquímico que permite obtener el molibdeno 99.

Las instalaciones actuales, diseñadas y operadas por personal propio, permiten     satisfacer la demanda nacional de este radionucleido y generar un saldo exportable capaz de cubrir las necesidades regionales de Latinoamérica.

  

Figura 34: Operadores manejando telemanipuladores en la planta de producción de radioisótopos

 


Acondicionamiento y transporte
  Planta semi-industrial de irradiacion